Qué es la Nutrición

Estimado internauta, en YOU&YOU estrenamos una sección dedicada a la investigación científica aplicada a la Nutrición deportiva, ya que es una de las temáticas que más interés despierta entre el público en general. Por esa razón, la spin-off NUTRIEVIDENCE-SND de la Universidad Miguel Hernández de Elche va a publicar una serie de monográficos que intentarán ir desde los aspectos más básicos de la Nutrición hasta los aspectos más aplicados dentro del mundo de los diferentes deportes, todo desde una perspectiva formativa y con un absoluto rigor científico. Si lees con detalle todas las entregas que van a publicarse, podrás aprender el sentido y los objetivos que persigue la Nutrición Deportiva y sus implicaciones en el rendimiento y la recuperación. Nuestro objetivo es que al final sepas un poco más de Nutrición de lo que sabías antes. Por lo tanto, relájate y disfruta de la experiencia.

  La nutrición deportiva es una pieza clave dentro de la preparación integral de los deportistas, de tal forma que su incorrecta utilización puede conducir al más absoluto de los fracasos, tirando por tierra el trabajo de toda una temporada. La nutrición deportiva debe comprenderse desde una sólida base biológica, bioquímica y fisiológica. Los nutrientes van a aportar al organismo del deportista materia y energía. La materia será necesaria para construir la estructura del organismo y aportar materiales de recambio para las estructuras que se van deteriorando.

Algunas definiciones a tener en cuenta son la de alimento, que según el Código Alimentario Español, es toda sustancia susceptible de ser utilizada en la alimentación humana. La alimentación es la acción de alimentarse y es por ello un proceso voluntario y consciente. La Gastronomía es el arte de cocinar atendiendo más a la sociología, la tradición, la cultura y el placer. La Nutrición es una ciencia aplicada que estudia los alimentos, los nutrientes y sustancias relacionadas, así como su acción interacción y equilibrio respecto a la salud y la enfermedad, es por ello un proceso involuntario e inconsciente. Por tanto los nutrientes son los integrantes de los distintos alimentos, útiles para el metabolismo y esenciales para la vida. Se clasifican en energéticos o macronutrientes (hidratos de carbono, lípidos y proteínas), reguladores o micronutrientes (vitaminas y minerales) y agua.

Los macronutrientes proporcionan energía. La energía se define como la capacidad de generar trabajo y se mide en Kcal. La energía es una constante del universo y según la primera Ley de la termodinámica: la energía no se crea ni se destruye, sólo se transforma. Existen muy diversos tipos de energía, aunque en los sistemas biológicos la esencial es la energía química que resulta de los procesos de oxidación o respiración, generando una molécula clave: el ATP. Esta molécula permite que la energía química pueda transformarse en otros tipos de energía en el organismo, como por ejemplo la energía mecánica en el tejido muscular, más energía química para las diversas reacciones de síntesis del organismo y finalmente, energía para transportar nutrientes y otras sustancias a través de las membranas biológicas. Como energía residual de todos estos procesos se encuentra la generación de calor.

El metabolismo es un conjunto de reacciones bioquímicas que ocurren en los distintos tejidos del organismo y que son catalizadas por enzimas. Las enzimas son proteínas que aceleran la velocidad de reacción sin sufrir ningún tipo de modificación. Un grupo importante de reacciones catalizadas por enzimas en la bioquímica deportiva serían las reacciones de óxido-reducción o simplemente redox. La producción de ácido láctico a partir de piruvato es una ejemplo de una reacción de oxidación que permite la obtención de energía en condiciones anaeróbicas. Estas reacciones son claves para la obtención de energía metabólica y su mecánica recuerda mucho a los equilibrios ácido-base. El pH es la medida de la acidez de tal forma que cuando presenta un valor=7 se habla de neutralidad. Las sustancias ácidas presentan valores de pH por debajo de 7, mientras que las básicas por encima de 7 y hasta 14. Determinadas reacciones metabólicas ocurren a pHs determinados y los cambios en éstos pueden inhibir totalmente la reacción. Por esta razón, existen sustancias denominadas tampones o amortiguadores que tiene como misión mantener determinados fluidos y tejidos biológicos a un determinado pH para poder llevar a cabo las diversas reacciones metabólicas. La sangre posee diversas sustancias que ejercen un efecto tamponador. Aún con todo, su acción es muy limitada y en determinadas condiciones el pH puede verse alterado.

Los nutrientes deben de acceder desde el exterior (alimentos) a las distintas células del organismo. Para ello deben de pasar las barreras (en forma de membranas) que presentan los diferentes compartimentos corporales. El transporte de sustancias a través de membrana puede obedecer a mecanismos pasivos, es decir sin gasto energético (como ocurre con el agua), y a mecanismos activos, que consumen energía en forma de ATP (como puede ser para algunos azúcares).

Todo ello en su conjunto define un concepto denominado homeostasis: La integración de todos los procesos biológicos autorregulados que tienden a mantener una estabilidad o una constancia en el medio interno.